Cómo ayudar a los directores de operaciones a gestionar un nivel de cambio sin precedentes

29

La crisis sanitaria mundial puso énfasis en la necesidad de contar con agilidad operativa, lo que ubicó al rol del director de operaciones en el centro de la atención empresarial. Este ejecutivo es esencial para el éxito digital, ya que debe comprender el negocio y el ecosistema más amplio en el que opera.

Además de administrar las operaciones diarias, muchos profesionales de este sector tomaron responsabilidades adicionales en términos de gestión de cambios y transformación digital. Según IDC, esto incluye un replanteamiento de las operaciones, el arbitraje tecnológico y el soporte de integración, una experiencia mejorada del cliente y la mitigación de riesgos.

La mayor prioridad para los COO es incrementar la eficiencia y la eficacia para que las compañías aprovechen las oportunidades en la economía digital. Esto significa no solo establecer una cadena de suministro ágil, segura y basada en datos donde sea necesario, sino posiblemente reinventar radicalmente la forma en que las cadenas de valor se organizan. Al mismo tiempo, se está intensificando el lanzamiento de productos y servicios digitales que impactarán significativamente el desempeño del negocio y lo harán más resiliente a través de la innovación. La nube tiene mucho que aportar en estas áreas clave.

Operando en un entorno multicloud
Gartner predice que el 75% de las organizaciones medianas y grandes adoptarán una estrategia de TI híbrida o multinube este año. Las aplicaciones basadas en el cloud están aumentando rápidamente a medida que se adoptan principios de software como servicio (SaaS) y soluciones nativas de la nube para acelerar el negocio digital. La inteligencia artificial (IA), el Internet de las cosas (IoT) y la informática en el edge son actores principales para impulsar una ventaja competitiva real.

Publicidad

El desafío de muchas empresas es entender cómo operar las propiedades multicloud de una manera que fomente tanto la agilidad para la creación de valor como la eficiencia operativa.

La nube permite aumentar la flexibilidad corporativa y, si se administra adecuadamente, incluso reducir los costos y gastos operativos a través de modelos de consumo más granulares. Al mismo tiempo, la introducción de las mejores prácticas de DevOps puede funcionar para optimizar el desarrollo, la implementación y las operaciones de software, aumentando la calidad del producto para los usuarios finales. Sin embargo, un plan de gestión y adopción de múltiples nubes es fundamental para abordar de manera óptima la flexibilidad y mantener la competitividad.

Un socio confiable puede ayudar a una empresa a identificar cuellos de botella y asesorar sobre el mejor enfoque para respaldar los resultados comerciales dentro de una mentalidad nativa de la nube.

Las habilidades insuficientes están retrasando las migraciones
Los COO deben tener la capacidad de ver el panorama general, especialmente cuando se trata de recursos. Las habilidades de nube y seguridad, en particular, son muy escasas. Las nuevas formas de desarrollar aplicaciones y la nueva naturaleza de los servicios para el usuario final traen fundamentalmente nuevas complejidades y desafíos de seguridad a la mesa, como la seguridad sin servidor o la inteligencia artificial explicable (XAI). Todas las empresas a nivel mundial necesitan dominar las nuevas habilidades de seguridad para mantenerse sostenibles en su negocio.

Según Gartner, la insuficiente cantidad de personal entrenado en soluciones de infraestructura como servicio en la nube (IaaS) retrasará al 50% de las organizaciones de TI en su migración a la nube hacia 2022 o más. Con la modernización y la refactorización de aplicaciones, los proveedores de servicios no pueden capacitar y certificar a las personas con la suficiente rapidez para cubrir la brecha de habilidades.

La computación sin servidor es una tecnología clave que está definiendo la forma en que las empresas construyen, consumen e integran aplicaciones nativas de la nube. El enfoque no elimina los servidores, pero elimina la necesidad de aprovisionamiento y administración de infraestructura. Tiene numerosos beneficios, incluida la reducción de los costos de desarrollo, la mejora de la gestión de recursos y la escalabilidad elástica.

El primer uso emergente de la informática sin servidor es en función de la plataforma como servicio (PaaS). Gartner además pronostica que la mitad de las empresas globales habrán implementado PaaS para 2025. El obstáculo para el crecimiento aquí nuevamente es la escasez de desarrolladores en el mercado con habilidades para gestionar tecnología sin servidor, PaaS y SaaS.

Para acelerar estas migraciones y hacerlas exitosas, se recomienda a los directores de operaciones que trabajen con proveedores de servicios administrados, que proporcionen soluciones nativas de la nube.

El impacto en el trabajo remoto
El aumento masivo del teletrabajo en los últimos años ejerció una enorme presión sobre los COO con respecto a la nube y la continuidad del negocio. El escenario no va a cambiar pronto. La nube será fundamental para respaldar el desempeño de esta tendencia en el futuro.

Por eso, es recomendable que las empresas den prioridad a los entornos de nube pública para alojar cargas de trabajo críticas, incluidas aplicaciones móviles, colaboración, gestión de contenido, videoconferencias y escritorios virtuales. Los entornos operativos en la nube son inherentemente resistentes y brindan mayores garantías de disponibilidad que los centros de datos privados.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios