El 88% de los líderes reconoce la importancia de la IA ética

25

Un reciente estudio de IBM Institute for Business Value (IBV) reveló un cambio radical en los roles de los responsables de liderar y defender la ética de la Inteligencia Artificial (IA) en una organización. El 80% de los encuestados señalaron al CEO como el principal promotor de la ética de la IA, aumentando un 15% respecto al 2018.

El estudio también indica que todavía existe una brecha entre la intención de los líderes y las acciones significativas. En el caso de América Latina, los ejecutivos son más optimistas, ya que 66% de los encuestados aseguran que las prácticas y acciones de su organización coinciden (o superan) sus principios y valores declarados, ubicándolos detrás de América del Norte (81%) y Japón (71%) para la misma pregunta. Si se considera el índice promedio global, menos del 20% estuvo de acuerdo con esto.

¿Cuáles son los principales hallazgos del estudio?

Los ejecutivos de negocios son la fuerza que impulsa la ética de la IA
El 21% de los encuestados de América Latina consideró que los CEO eran los más responsables de la ética de la IA. En esa línea, el 64% de los encuestados designaron al CEO y otros ejecutivos C-Level como una fuerte influencia en la estrategia de ética de su organización. Un 67% señaló que el directorio de una organización tiene una gran influencia, así como la comunidad de accionistas (60%), los empleados (59%) y los clientes (56%) en América Latina.

Publicidad

La construcción de una IA confiable es un diferenciador estratégico
El 88 % de los líderes de la región está de acuerdo en que la ética de la IA es importante para sus organizaciones. Al mismo tiempo, el 89% cree que la ética es una fuente de diferenciación competitiva. Asimismo, más del 56% de los encuestados en la región afirma que sus organizaciones han creado mecanismos éticos específicos de IA, como un marco de evaluación de riesgos de proyectos de IA y un proceso de auditoría/revisión.

Incorporar principios éticos en las soluciones de IA es una necesidad urgente
A nivel global, más CEO encuestados (79%) están preparados para incorporar la ética de la IA en sus prácticas, frente al 21% en 2018. El estudio también revela que más de la mitad de las organizaciones en el mundo han respaldado públicamente los principios comunes de la ética de la IA. Sin embargo, menos de una cuarta parte los ha puesto en funcionamiento.

Por otro lado, el 68% de las organizaciones encuestadas reconocen que tener un lugar de trabajo diverso e inclusivo es importante para mitigar el sesgo en la IA. Pero, los hallazgos indican que los equipos de IA siguen siendo sustancialmente menos diversos que la fuerza laboral de sus organizaciones: 5,5 veces menos inclusivo para las mujeres, cuatro veces menos inclusivo para las personas de la comunidad LGBTI, entre otros.

La coyuntura exige cambios
El momento de que las empresas actúen es ahora. Los datos del estudio sugieren que aquellas organizaciones que implementan una amplia estrategia de ética de IA entretejida en todas las unidades del negocio pueden tener una ventaja competitiva en el futuro. El estudio proporciona acciones recomendadas para los líderes empresariales, que incluyen:

  • Adopte un enfoque multidisciplinario y de colaboración. La IA ética requiere un enfoque holístico y un conjunto integral de habilidades de todas las partes involucradas en el proceso. Los ejecutivo C-Suite, diseñadores, científicos del comportamiento, científicos de datos e ingenieros de IA tienen cada uno un papel distinto que desempeñar en el recorrido hacia una IA confiable.
  • Establecer la gobernanza de la IA para hacer operativa la ética de la IA. Adopte un enfoque holístico para incentivar, administrar y gobernar las soluciones de IA en todo su ciclo de vida, desde establecer la cultura adecuada para fomentar la IA de manera responsable, hasta prácticas y políticas para productos.
  • Llegar más allá de la propia empresa para asociarse. Amplíe su enfoque identificando e involucrando a socios tecnológicos claves enfocados en IA, académicos, startups y otros socios del ecosistema para establecer una interoperabilidad ética.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios