Creando un nuevo futuro: el mundo necesita más mujeres en tecnología

59

La pandemia fue el último detonante de cara a un mundo cada vez más digital. En 2022, el 65% del PBI mundial estará digitalizado, según la consultora IDC. El comercio se volvió electrónico casi de manera absoluta, la banca aceleró sus soluciones digitales, las instituciones educativas renovaron sus plataformas y las generaciones más jóvenes ya no conciben el entretenimiento si no es con una pantalla que los acompañe. Este nuevo mundo, que se propone como una renovación en muchísimos aspectos, acarrea un problema desde su origen: la escasez de mujeres en la toma de decisiones.

Hoy en día las mujeres representan sólo al 17% de las personas que trabajan en las áreas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemática y solo al 5% en puestos de liderazgo, según Eurostat. Es decir, al igual que con la revolución industrial, la revolución tecnológica irrumpe con la mujer en los márgenes. No es un dato menor teniendo en cuenta que los actuales desarrollos afectarán a la manera en que las sociedades del futuro concebirán el mundo.

Culturalmente se ubicó durante mucho tiempo a las mujeres en un lugar determinado, con actividades específicas y especializadas en ciertas tareas. A la hora de estudiar, por ejemplo, el servicio y el cuidado de otros prevalecía por sobre las ciencias duras. Esto puede llevar a perder la contribución única que brindan en la industria tecnológica. Para aprovechar el talento, las organizaciones necesitan reconocer el valor de la diversidad de género y crear ambientes inclusivos que impulsen a las mujeres a seguir creciendo.

Diversidad de género como parte del éxito en el negocio
En una actualidad compleja y dinámica, la diversidad de género significa tener más habilidades y perspectivas a la hora de buscar soluciones y resolver problemas. Los equipos diversos tienen acceso a más oportunidades para explorar que de otra manera no tendrían. Diferentes puntos de vista y enriquecedoras discusiones llevan a nuevas ideas e innovaciones que influirán positivamente. Un estudio del Boston Consulting Group afirma que las compañías con equipos diversos tienen ingresos 19% más altos.

Publicidad

Aún más importante es la participación femenina en puestos de liderazgo para darle forma a un futuro de la tecnología que transformará la manera en que vivimos, lo cual está más cerca de lo que pensamos. Es imperativo alcanzar la igualdad en diferentes áreas como educación, tecnología, salud, gobernanza, finanzas, seguridad, entre otras.

Hay líderes que ya están haciendo una diferencia en el mundo del negocio y creando un camino para que otras continúen. Susan Wokcicki, actual CEO de YouTube; Priya Lackani, fundadora de Century Tech, que desarrolla inteligencia artificial; o Kimberly Bryant, fundadora de Black Girls Code son algunas de ellas.

Nuevas oportunidades que ayudan a desarrollar el potencial de la mujer
Para fomentar la diversidad de género, organizaciones tecnológicas introdujeron programas específicos para mujeres líderes y crear entornos de trabajo inclusivos. Particularmente en Progress se realiza Progress for Her, que brinda a las mujeres de la empresa oportunidades de liderazgo, networking y herramientas para influir tanto dentro como fuera de la red profesional. La iniciativa ofrece un espacio de apoyo para ampliar sus ideas a fin de garantizar un entorno inclusivo.

Otros programas pueden incluir coaching entre iguales, talleres de networking, charlas sobre liderazgo y módulos de aprendizaje a ritmo individual, entre otros.

El éxito es un compromiso con nosotras mismas
No importa cuántas oportunidades existan, depende de cada una forjar su lugar, mostrar su talento y desarrollar su carrera. La clave para eso es que el crecimiento y el desarrollo formen parte de nuestro compromiso.

Las mujeres deben buscar de manera proactiva asumir nuevas responsabilidades. Eso puede significar trabajar en proyectos críticos, compartir las habilidades dentro y fuera de los equipos, ser mentoras de jóvenes talentos o unirse a grupos de usuarios o asociaciones de la industria, entre otros. Esto también permite mantenerse actualizada y expandir las redes.

El futuro de la tecnología estará impulsado por la diversidad aportando puntos de vista y soluciones únicas. El éxito llegará para quienes inviertan en nutrir este talento mediante la creación de un lugar de trabajo inclusivo donde las personas, y especialmente las mujeres, se sientan empoderadas y apoyadas para hacer lo mejor y prosperar. Algunas empresas ya lideran el camino y esperamos que otras las sigan en los próximos años.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios