Intel presenta procesadores escalables Xeon de 4ª Generación

20

Intel presentó los procesadores escalables Intel Xeon de 4ª Generación, la serie Intel Xeon CPU Max y la serie Intel Data Center GPU Max. Con esto, sus clientes verán un gran avance en cuanto a rendimiento, eficiencia y seguridad de los centros de datos, así como nuevas capacidades de IA, nubes, redes y edge; y las supercomputadoras más potentes del mundo.

“El lanzamiento de los procesadores escalables Intel Xeon de 4ª Generación y la familia de productos de la serie Max representa un momento crucial para impulsar el cambio de rumbo de Intel, reactivar nuestra ruta hacia el liderazgo en centros de datos y ampliar nuestra presencia en nuevos ámbitos”, comentó Sandra Rivera, vicepresidenta ejecutiva de Intel y directora general del Grupo de Centros de Datos e IA.

¿Cuáles son las principales ventajas?
Actualmente, hay más de 100 millones de procesadores Intel Xeon instalados en el mercado: desde servidores locales que ejecutan servicios de TI, incluidos los nuevos modelos de negocio «como servicio», hasta equipos de red que gestionan el tráfico de internet.

Los nuevos procesadores Intel Xeon de 4ª Generación ofrecen un rendimiento destacado con aceleradores integrados de cualquier CPU a nivel mundial para responder a los desafíos de computación más importantes de los clientes en materia de IA, análisis, redes, seguridad, almacenamiento y HPC.

Publicidad

En comparación con las generaciones anteriores, los clientes de Intel Xeon de 4ª Generación pueden esperar un rendimiento promedio 2.9 veces superior por vatio para cargas de trabajo específicas al utilizar los aceleradores integrados. Esto equivale a un ahorro de energía de hasta 70 vatios por CPU en modo de energía optimizada; el rendimiento que se pierde es mínimo, mientras que el TCO y el consumo de energía se reducen entre un 52% y un 66%.

Sustentabilidad
La amplitud de los aceleradores integrados incluidos en los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación se traduce en ahorro de energía a nivel de plataformas, por lo que la aceleración discreta adicional ya no es tan necesaria, ayudando a nuestros clientes con sus objetivos de sustentabilidad. Además, el nuevo modo de energía optimizada permite ahorrar hasta 20% en sockets con un impacto inferior al 5% en cuanto al rendimiento de determinadas cargas de trabajo. Las recientes innovaciones en refrigeración por aire y líquida reducen aún más el consumo total de energía de los centros de datos; para la fabricación de los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación, se ocupó un 90% o más de electricidad renovable en centros de Intel con instalaciones de recuperación de agua de última generación.

Inteligencia artificial
Los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación logran un rendimiento de inferencia y entrenamiento con PyTorch en tiempo real hasta 10 veces superior con los aceleradores Intel Advanced Matrix Extension incorporados.

Además, ofrecen nuevos niveles de rendimiento para inferencia y entrenamiento en una amplia gama de cargas de trabajo de IA. La serie CPU Xeon Max amplía estas capacidades para el procesamiento del lenguaje natural: los clientes tienen una aceleración hasta 20 veces superior en modelos lingüísticos de gran tamaño.

Computación de alto rendimiento
Los procesadores Intel Xeon de 4ª Generación y la familia de productos de la serie Intel Max aportan una arquitectura escalable y equilibrada que integra tanto al CPU como al GPU con el ecosistema de software abierto de oneAPI para cargas de trabajo exigentes en HPC e IA, lo que permite resolver los mayores desafíos del mundo.

La serie CPU Xeon Max es el primer y único procesador basado en x86 con memoria de gran ancho de banda, que acelera varias cargas de trabajo de HPC sin necesidad de cambiar códigos. La serie Intel Data Center GPU Max es el procesador de máxima densidad de Intel y estará disponible en diversos formatos que responden a las distintas necesidades de los clientes.

La serie CPU Xeon Max contiene 64 giga bytes de memoria de gran ancho de banda (HBM2e) en el paquete, lo que aumenta significativamente el rendimiento de los datos para las cargas de trabajo de HPC e IA. En comparación con los procesadores escalables Intel Xeon de 3ª Generación, la serie CPU Xeon Max proporciona un rendimiento hasta 3.7 veces superior en una serie de aplicaciones del mundo real, como el modelado de sistemas de energía y terrestre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios