La importancia de migrar al mundo IP

59

El estándar IP ha ido ganando terreno en más ámbitos del quehacer empresarial, llevando grandes beneficios al interconectar dispositivos diversos para el intercambio de información. Hoy es momento adecuado para migrar las plantas de producción al mundo IP, aprovechando todas las ventajas que ofrece este protocolo e iniciar la transformación hacia el mundo de la Industria 4.0.

Las redes solo enlazaban computadoras, pero luego se conectaron también las impresoras. En corto tiempo las telecomunicaciones corporativas también pasaron a formar parte de la red empresarial, desapareciendo los conmutadores telefónicos para dar paso a los servidores de telecomunicaciones.

Casi al mismo tiempo, los sistemas de iluminación y vigilancia de los edificios también se incorporaron al mundo IP, llegando a convertirse en sofisticados sistemas de automatización para las edificaciones. Más recientemente, se ha desplegado la distribución de video a través del protocolo IP, para llevar imágenes a las pantallas informativas de edificios y campus, sin necesidad de tender un cableado o infraestructura de red en particular.

Volviendo al presente, nos encontramos en el momento preciso para llevar la planta de producción al mundo IP y mantener la competitividad en la organización. Las conexiones de los equipos industriales se han desplegado en gran medida a través de redes con protocolos propietarios. Hoy en día las plantas de producción están evolucionando. Los equipos IP ya existen, al igual que las redes Ethernet. Lo que está ocurriendo en el mercado es la adopción de estos grandes beneficios para incrementar la competitividad de la empresa.

Publicidad

Además de facilitar la recolección de datos y el control de equipos, la integración de la planta al entorno IP permite una conexión estrecha con el área corporativa. Cuando tienes una red de datos en la planta de producción hay una cantidad de información que puedes recolectar y procesar te da un panorama más amplio para la gestión. Se puede coordinar la producción con otras áreas de la empresa como las de suministros, ventas o, inclusive, marketing, para un manejo más competitivo, por ejemplo, en el despliegue de campañas.

Retos en la planta
A pesar de que el estándar de conexión sea el mismo en la planta y en el área corporativa, la infraestructura utilizada no puede ser la misma. En un ambiente industrial las condiciones que deben soportar los cables, conectores y demás equipos de infraestructura, son bastante más duras.

La manera de garantizar que los equipos tendrán un desempeño adecuado y una vida útil óptima, es contar con una infraestructura que cumpla con los estándares para entornos de fábrica, tal como lo hace toda la línea industrial de Panduit. En este punto, hay que recordar que el 80% de las fallas en las redes se debe a una infraestructura de telecomunicaciones deficiente. Esto resulta de vital importancia en el ambiente industrial, pues si bien el corporativa puede tener inconvenientes con el retraso de correos electrónicos, por una caída en la red que ocasiona molestias, una pausa en la planta puede representar millones de dólares en pérdidas.

Oferta industrial
Panduit cuenta con un portafolio completo para el entorno industrial, incluyendo las conexiones de fibra óptica, de cobre, gabinetes, canalización, conexiones a tierra, etc. Los productos de Panduit se rigen por la norma TIA 568. Sin embargo, dentro de la misma, existe un capítulo específico para infraestructura en ambiente industrial, que es la norma TIA 1005-A.

Esta norma resulta indispensable para un ambiente industrial donde los equipos están sometidos a factores adversos como, por ejemplo, la vibración que podría ocasionar que los cables se desenganchen de los conectores. Por eso requiere de diseños especiales como el conector M12 que se enrosca.

Para desplegar una instalación industrial se analizan cuatro variables a las que puede estar sometida la infraestructura (análisis MICE). Estas son variables mecánicas, de ingreso, climáticas y químicas y electromagnéticas. Entre las variables mecánicas están la vibración y el movimiento. Las variables de ingreso se refieren a temas como suciedad, agua, sedimento en los materiales con los que trabaja la fábrica.

Las variables climáticas se centran sobre la temperatura y el tema químico considera, por ejemplo, los residuos que pueden producirse en el proceso de fabricación. Adicionalmente, por los movimientos o los flujos eléctricos se pueden generar campos electromagnéticos que también son incorporados en el análisis.

De acuerdo al tipo de planta, se debe elegir los equipos que cumplan con las variables correspondientes. La transformación hacia Industria 4.0 ya es una realidad. Es urgente que organizaciones aprovechen esta ola tecnológica en sus plantas de fabricación para mantenerse a la vanguardia y seguir siendo competitivas en el mercado peruano.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios