El vendedor y el manejo de sus Contactos

0
391

Si eres un ejecutivo de ventas competitivo, profesional o camino a tu consagración, entonces, eres un trome en la administración de tus Contactos. Tienes una política de cómo ingresar sus datos, de actualizarlos, de cuidar de que no caigan en manos de la competencia, de no perderlos, y de encontrar varias opciones de protegerlos en la nube.

No hay forma que tú publiques en tus redes sociales cosas como esta: ¡Gente, me robaron el celular (o se me malogró el móvil), por favor, pasen sus números por el inbox!

¡No! Eso no puede sucederte, porque estarías demostrando que eres un mediocre, que eres un vendedor ocasional y que te contentas con poco. Si eso te sucede a ti, no te quejes cuando tu jefe te relega y no te entrega una buena cartera de clientes. En principio, no estás cumpliendo una regla básica del vendedor organizado y competitivo.

Y para variar, vendes soluciones y productos de tecnologías de la información, por ejemplo, soluciones cloud; y tú no cuentas con respaldo de tus datos.

Publicidad

Pero no te sientas hasta las patas con esta situación, solo asume tu responsabilidad y pon manos a la obra. Empieza a ingresar los datos de tus clientes -bueno, también de los amigos, familiares, etc.- para que vayas por el mundo diciendo a los demás (sin decirlo, por supuesto, solo actuando con profesionalismo) que tú tienes una base de datos completa de los clientes que son importantes en tu sector.

Ingresa el nombre y los dos apellidos. El nombre correcto de la empresa, si es posible en Notas guarda la razón social y el RUC, la dirección con el código postal. De tal suerte que cuando alguien te pida un contacto de Javier, el gerente de Cuestión de Confianza S.A.C., no le envíes el vCard así: Javier Cuestión de Confianza. ¡Así no, mi querido perezoso! La forma de ingresar los datos de cada contacto necesitan ser una obra maestra, para que tus Contactos sea perfecto y tú estés en capacidad de sentarte en un café y desde allí vender, sacar citas y sorprender a tu cliente llamándolo con sus dos apellidos, y saludarle por su cumpleaños.

Si tienes una cuenta personal de Gmail o Outlook (Hotmail), tus Contactos de tu teléfono móvil se sincronizarán con tu cuenta de correo. Por lo tanto, si en un día perdieras tres veces tu teléfono, lo cual ya sería tu coronación como el huevas del siglo, tus contactos seguirían respaldados en tus Contactos de tu cuenta personal. En muchas empresas, utilizan el Gmail para sus cuentas corporativas, eso quiere decir, que tu información está a salvo en las nubes, siempre y cuando lo estés sincronizando. Recuerda que nada sucede por arte de magia, las cosas suceden porque tú lo quieres y tomas acción.

En Facebook encontrarás a muchos amigos, igual que en Twitter, y en LinkedIn encontrarás a personas que no conoces pero que te interesarían conocer. Es en LinkedIn donde están sucediendo casos de éxitos de empresas que han logrado sus objetivos de ventas. Así es que, si todavía no tienes tu cuenta de LinkedIn, hazlo hoy mismo. Busca información en la web y tutoriales en YouTube para que generes un perfil adecuado y vendedor. No vayas a poner cualquier foto, como esa que te tomaste en verano, en la playa, y cuando ya te habías vaciado cinco latas de cerveza y una chata de ron. ¡No!

En tu LinkedIn necesitas poner una foto bien producida, si es posible, ve a un estudio fotográfico para que te tomen unas buenas fotos. También puede ser con celular, pero con buena resolución y que te tome alguien que sabe. Recuerda que el teléfono móvil es una extraordinaria herramienta que sirve para más cosas que solo hablar, chatear y ver videos.

Bueno, ahora me despido, mi querido organizado, y te dejo una pregunta para que le hagas a tu jefe, al gerente comercial, al gerente general y a los miembros del directorio: ¿Usted tiene una cuenta de LinkedIn? ¿La empresa tiene una cuenta de LinkedIn? 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Por favor introduce tus comentarios